Huanchaco: Surf y Tesoros Arqueológicos en un mismo lugar

La costa peruana es zona fértil para las aventuras. En Trujillo, específicamente, se encuentra una comunidad con playas, diversión y una exquisita gastronomía que cautiva a adultos y niños, se trata de Huanchaco.

Huanchaco es uno de los 11 distritos más visitados de Trujillo, porque además de ser un hermoso y pintoresco lugar, queda apenas a 20 minutos de la capital de esta provincia y camino a la playa existen otras paradas dignas de hacer.

Gracias al surf ha destacado como un balneario muy importante. De modo que es uno de los destinos predilectos de los peruanos y extranjeros para disfrutar de unas merecidas vacaciones.

Caballitos de totora

Si por algo se conoce a Huanchaco es por los numerosos caballitos de totora que posan por toda la playa. Estas son embarcaciones que datan desde hace 1000 y 3000 años a. C., pero, ¿qué las hace tan particulares, además de su origen antiquísimo?

Esta especie de canoas pueden llegar a tener unalongitud de 4 metros. Su diseño es diferente a todas las demás, porque pareciera que están cortadas a la mitad mientras que el otro extremo es muy puntiagudo.

Cuando no están en el mar con si tripulante, posan en la playa en forma vertical, como si se tratara de una tabla de surf.

Estos “barquitos” son empelados para la pesca. Solo permiten una persona abordo y sus implementos para pescar. Pero el tamaño, que duplica y hasta triplica el de una persona, los hace muy llamativos.

La playa del surf por excelencia

El mar en Huanchaco es ideal para practicar surf y es por eso que esta playa fue catalogada comoReserva mundial de surf en el año 2013. Al ser la primera playa en América latina en contar con esa distinción, muchas competencias nacionales e internacionales se llevan a cabo en sus aguas, como el Mundial de Longboard.

Lo mejor de todo es que cualquiera con la inquietud de aprender a surfear puede intentarlo en Huanchaco, bien sea por cuenta propia o inscribiéndose en las clases de alguna escuela en la playa, ya que las olas se adaptan a casi cualquier nivel de exigencia.

Incluso en los caballitos de totora los más jóvenes intentan una que otra maniobra sobre las olas.

Delicias del mar a la orden del día

Es imperdonable que vayas a Huanchaco y no pruebes alguno de sus deliciosos platillos. Nada mejor que probar un ceviche con pescado realmente fresco, o cualquier otro plato del menú que contenga frutos de mal.

A lo largo de toda esta zona hay varios restaurantes en los que podrías terminar de confirmar porqué Perú y su gastronomía son reconocidas a nivel mundial.

Algo más que playa: tesoros arqueológicos y algo más

No solo la playa es reconocida por el deporte que cientos de personas practican durante el año, Huanchaco también tiene un ícono, pero esta vez arqueológico, se trata de Chan Chan, la ciudadela más grande de américa construida en adobe.

El Santuario de la Virgen del Socorro es otra parada obligatoria. Es un templo en el que se venera a la patrona del lugar, de allí su nombre, y del que se dice fue el primero construido para la comunidad indígena en la época colonial.

¿Cómo llegar a Huanchaco?

Si ya te has convencido de visitar el balneario más importante de Trujillo, entonces solo te queda saber cómo llegar. La verdad es que no necesita mucha explicación: al llegar a Trujillo, cualquier taxi o bus puede llevarte al lugar en menos de media hora.

También existen tours que ofrecen visitas guiadas tanto a la playa como a la ciudad de Chan Chan y otros espacios de interés.

Leave A Reply