La Misteriosa Laguna Roja (Iquique)

Existen lugares en el mundo entorno a los cuales giran leyendas y mitos que pretende explicar sus orígenes y existencia. Algunos de estos lugares son formaciones naturales que se dieron de manera espontánea en una región determinada de la tierra. Tal es el caso de la Laguna Roja, ubicada en una ciudad costera en el norte chileno.

La leyenda de la laguna roja

La laguna roja es una extensa laguna cuyas aguas dan la sensación de ser de un color rojo escarlata intenso. Se encuentra a aproximadamente 200 kilómetros de Iquique y sus profundidades son sencillamente inexplicables. Alrededor de esta laguna se ha acrecentado una leyenda muy interesante.

Los protagonistas de esta leyenda son los integrantes de la comunidad Aymara, un pueblo indígena oriundo de América del Sur. Desde tiempos de antaño, se tenía la creencia de que el color rojo de sus aguas había sido provocado por el mismísimo demonio, quien había tomado esta zona como suya.

La comunidad Aymara, sin embargo, decidió que todos sus integrantes beberían de las aguas de esta laguna, quedando así, todos gravemente enfermo y con el paso del tiempo, todos fallecieron. Se cree que, a partir de este momento, el agua de la laguna rojo es cada vez más intensa en cuanto a su color.

¿Cuál es la realidad?

Sin embargo, la realidad tiene mucho más sentido que el mito que se ha ideado con respecto a esta laguna. Lo primero que debes saber sobre las aguas de esta laguna es que, como era de esperarse, son aguas termales, cuyas temperaturas pueden alcanzar hasta los 50 grados centígrados.

El color proveniente del agua de esta laguna se debe a que en ella se encuentran amplios componentes de sedimentos y algas suspendidas. Esta explicación puede resultar un tanto extraña, pues a ciencia cierta no se posee mucha información de cómo llegó a obtener este color.

Además, otro dato interesante de la laguna roja es que tiene una amplia profundidad pues, aunque se cree que posee 3700 metros sobre el nivel del mar, la realidad es que los habitantes del lugar no poseen mucha certeza sobre la verdadera profundidad, pues aseguran que han ocurrido misteriosas desapariciones en ella.

Lagunas hermanas

Una característica complementaria de la laguna roja es que, por si fuera poco, a los lados de esta misteriosa laguna, se encuentran dos lagunas más de color amarillo y verde, respectivamente. Esta formación, desde lejos, da una vista y/o matiz sorprendente. Estas lagunas son las siguientes.

Laguna Amarilla

La laguna amarilla lleva su nombre porque el color de sus aguas es precisamente de este color. Esto se debe, muy probablemente, a la coloración que desprenden los minerales que se encuentran en estas masas de agua. Por lo general, se suele asociar a esta y a la laguna roja con el género femenino.

Lavado verde

Con la laguna verde ocurre algo similar a lo que ocurre con las últimas dos lagunas, es decir, la laguna roja y la laguna amarilla, pues el color siempre terminará determinándose por los restos y minerales que poseen los sedimentos ubicados bajo las aguas.

Recuerdo de la cultura Aymara

En los alrededores de Iquique se encuentran diferentes poblados y zonas en donde puedes aprender un poco más de la cultura Aymara. Algunos de estos poblados son Los Chacras y Camiña, en donde se conservan practicas antiguas para la siembra y cosecha de los sembradíos.

Además, en la Tampa de Tamarugal, una región que se encuentra relativamente cercana a la zona, puedes disfrutar de los increíbles geoglifos precolombinos. La más destacada obra de este tipo de arte tan antiguo llega a ocupar una ladera completa, es decir, aproximadamente tres kilómetros de la ladera, en donde destacan figurillas de humanos y animales rupestres.

Leave A Reply